Aimster descubre la solución para seguir bajando música gratis de Napster al amparo de la ley

El pasado 4 de marzo, cuando se publicó la sentencia a la que condenaba a Napster por transgredir la propiedad intelectual, sus más ansiosos competidores quisieron ocupar su vacío.
Una de las compañías que intentó incursionar entre la enorme población de usuarios de Napster fue Aimster, una compañía que ayuda a los usuarios a compartir música a través del software de mensajes instantáneos.
Si se tiene en cuenta que el sistema de bloqueo de Napster se basa en los nombres de los artistas y los títulos de sus canciones, el sistema no podría ser más simple: Aimster cambia cada palabra en el archivo colocando la primera letra al final, saltándose así todos los robots de detección de canciones protegidas por los derechos de autor.
El resultado es que la palabra “rollings” se transforma en “ollingsr”. De manera que quien quiera bajarse los temas de Rollings Stones debe buscar por ollingsr.
Aimster, en una actitud belicosa, sostiene que sus clientes ya son dueños de lo que tienen en sus discos rígidos.

Como consecuencia de esto se resume lo siguiente. Durante unos días más se podrán burlar todas las leyes contra la propiedad intelectual hasta que otra compañía se invente otro método tan o más efectivo.

 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios