La tecnología de Intel forma parte de dos tercios de los superordenadores más rápidos que aparecen en la lista Top500

La tecnología de Intel forma parte de dos tercios de los superordenadores más rápidos que aparecen en la lista Top500
Los resultados del último listado TOP500 han mostrado que los científicos e ingenieros dependen más de superordenadores basados en tecnologías Intel que en los sistemas de otras compañías, ya sea para realizar previsiones meteorológicas en todo el mundo con mayor precisión o para mejorar la seguridad de los vuelos espaciales tripulados. La 25ª Edición del listado de superordenadores TOP500 indica que 333 de los principales 500 sistemas informáticos del mundo incluyen procesadores Intel. Hace cinco años sólo cuatro sistemas de este mismo informe estaban basados en Intel. Desde entonces el número de sistemas basados en tecnologías Intel ha aumentado paulatinamente hasta llegar a convertirse en la principal arquitectura para superordenadores que aparecen en la lista TOP500.

De hecho, según este ranking, tres plataformas basadas en componentes Intel se encuentran en primera, segunda y tercera posición en el apartado de plataformas más populares para superordenadores: los procesadores Intel® Xeon™ y los procesadores Intel Xeon con extensiones de 64-bit se encuentran instalados en 254 sistemas, más que ningún otro procesador, seguidos de los procesadores Intel® Itanium® 2, que se encuentra en 79 sistemas. Más de la mitad de los sistemas que se incluyen en la lista TOP500 cuentan con procesadores Intel Xeon, lo que significa que son siete veces más prevalentes que el segundo sistema más generalizado en el listado y que está basado en la arquitectura x86. Después de su lanzamiento hace tan sólo un año, los procesadores Intel Xeon de 64-bits se utilizan en 77 de los sistemas informáticos del TOP500.

“Estamos encantados de ver los grandes avances científicos que se realizan con los cientos de superordenadores ahora disponibles para los investigadores en plataformas Intel para servidores basadas en estándares” ha afirmado Kirk Skaugen, director general del Grupo para Plataformas de Servidores en Intel Corporation. “Hace tan sólo unos pocos años era un sueño el empleo de esta increíble potencia informática en universidades, gobiernos y empresas de forma asequible y rápida. Pero ahora, con cada uno de los sistemas que aparecen en el TOP500 sobrepasando el billón de cálculos por segundo, podríamos decir que este sueño se ha hecho realidad”.

La comunidad especializada en informática de alto rendimiento (high-performance computing, HPC) promueve los límites de la ingeniería y de los descubrimientos científicos, pero las tecnologías creadas para la HPC no sólo son importantes para los laboratorios de investigación. También pueden ofrecer beneficios a las vidas cotidianas de las personas. La simulación de campos electromagnéticos, la dinámica computacional de fluidos y el análisis de elementos finitos son algunos de los ejemplos de tecnologías que se consideraban dentro del ámbito exclusivo de la superinformática, pero hoy estos sistemas son utilizados de manera general por compañías para el diseño y elaboración de productos que van desde patatas fritas a teléfonos móviles y vehículos.

Como ejemplo del empleo de la supertecnología de Intel, el superordenador Columbia de la NASA, basado en procesadores Intel Itanium 2 y creado por Silicon Graphics, continúa encontrándose entre los diez principales sistemas de la lista TOP500. El Columbia sigue siendo una herramienta clave en el programa de la NASA para el relanzamiento del trasbordador especial y los vuelos con astronautas.

El TOP500 es una lista semianual de superordenadores fruto del trabajo de Hans Meuer, de la Universidad de Mannheim, de Erich Strohmaier y Horst Simon, del Centro Nacional de Informática de Investigaciones sobre Energía del Departamento de Energía de EE.UU., y de Jack Dongarra, de la Universidad de Tennessee.

 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios