La Comisión Europea acusa otra vez a Microsoft de Abuso de Mercado

La Comisión Europea acusa otra vez a Microsoft de Abuso de Mercado
La Comisión Europa ha acusado de nuevo a Microsoft por abuso de posición dominante al vincular su navegador Internet Explorer con su sistema operativo Windows, que emplean el 90% de los ordenadores personales que funcionan en el mundo. Las autoridades comunitarias notificaron el pasado viernes por la noche el pliego de cargos a la compañía norteamericana. La compañía ha visto cómo la cuota de mercado de su navegador ha caído a nivel global hasta un 68% (por debajo del 60% en Europa), y está próximo a lanzar su nuevo sistema operativo, Windows 7, con el navegador Internet Explorer 8 integrado.

En sus conclusiones preliminares, los servicios de la Competencia sostienen que al incrustar su navegador Internet Explorer con su sistema operativo Windows, Microsoft "perjudica la competencia entre los navegadores de la red, destruye la posibilidad de innovación de los productos y reduce las oportunidades de elección de los consumidores". Cabe destacar, que el problema no es que Microsoft Windows lleve consigo el navegador Internet Explorer como Linux puede llevar el navegador Firefox, sino porque lo incrusta en él. La diferencia esta en que no se puede desinstalar el navegador.

Microsoft ya fue sancionada por la Comisión Europea en 2004, con 497 millones de euros, por la demanda iniciada por RealNetworks, por abuso de posición dominante, al vincular su sistema operativo Windows al reproductor multimedia Windows Media Player. La sentencia, que fue confirmada por el Tribunal de las Comunidades Europeas en 2007, exigió a Microsoft que ofreciera una versión de su sistema operativo Windows sin Windows Media Player a los fabricantes de ordenadores personales o al venderlo a los usuarios finales.

La compañía norteamericana ha sufrido además otras dos sanciones de Bruselas. Una en 2006 de 280 millones por no dar a la competencia la necesaria información para que fuera efectiva la operatividad y otra, en 2007, de 899 millones de euros, la más elevada a una sola empresa, por no aplicar las medidas correctivas adoptadas en 2004, que ponían fin a su posición de casi monopolio en este mercado.

Nos tememos que el gigante Microsoft, alargara al máximo estos litigios hasta el lanzamiento de su nueva versión "Windows 7" con Internet Explorer 8, para posteriormente pagar la posible sanción impuesta y seguir con la cuota de mercado de los navegadores.

 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios