Nuevo record de overcloking en la Campus Party 2010 con el apoyo de Intel

Nuevo record de overcloking en la Campus Party 2010 con el apoyo de Intel
Poner a prueba a un equipo bajo condiciones extremas requiere tanto de un profundo conocimiento del hardware como de una materia prima adecuada. El potente procesador Intel Core i7-980X ha sido el protagonista de las sesiones de overcloking esta edición de la Campus Party. Como en jornadas anteriores, los expertos han tenido una cita ineludible en esta edición de la Campus Party 2010 enfrentándose al reto de batir marcas maximizando el rendimiento del procesador más alto de gama de la nueva familia de procesadores Intel Core del 2010. Fueron muchos los aficionados que se reunieron el pasado viernes 30 en la Campus Party para batir nuevos records poniendo al extremo el rendimiento del procesador Intel Core i7-980X. Además, Intel ha contado este año con la colaboración de Asus, que ha colaborado en el desarrollo de las pruebas con las placas base ASUS ROG Rampage Extreme III con chipset Intel X58, así como diversas tarjetas gráficas de última generación. Los “overclokers”, que son auténticos exploradores de las posibilidades del hardware, llevan el rendimiento más allá de lo que describen los propios fabricantes y esta edición ha dado prueba de ello.

Nuevo record gracias al procesador Intel Core i7-980X
El record Europeo de PCMark se batió en Campus Party 2010 con una marca de 33043 puntos gracias al procesador Intel Core i7-980X, demostrando que este procesador proporciona el mejor rendimiento inteligente para los juegos más radicales, y que está especialmente recomendado para apostar por la potencia y el control del rendimiento, proporcionando la experiencia definitiva y más absorbente para los jugones. Este procesador extremo está desbloqueado y elimina la protección contra la sobrevelocidad (overspeed), permitiendo a los usuarios con mayores conocimientos informáticos aumentar aún más la velocidad del procesador. Gracias a la tecnología Intel Turbo-boost, a sus seis núcleos y a los seis procesos de ejecución adicionales disponibles (mediante la tecnología Intel Hyper-Threading), el procesador se puede poner en modo de overdrive cuando el usuario incremente la intensidad de su actividad, mejorando el rendimiento de los juegos. El overclocking extremo de este procesador se llevo a cabo gracias a la refrigeración con nitrógeno líquido poniendo el procesador a temperaturas inferiores a los 170 grados bajo cero.

Un año más, los campuseros disfrutaron de una exhibición de overcloking extremo donde pudieron comprobar de cerca las diversas técnicas de refrigeración de procesadores utilizando ventilación por aire, por agua… o las más extremas con hielo seco o nitrógeno líquido, que permiten aumentar la velocidad de procesamiento de los ordenadores hasta límites impensables.

Para más información accede a http://www.intel.com/

 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios