Intel anuncia la inversión de miles de millones de dólares en procesos de fabricación de siguiente generación en EE.UU.

Intel anuncia la inversión de miles de millones de dólares en procesos de fabricación de siguiente generación en EE.UU.
Intel Corporation ha anunciado que la compañía invertirá entre $6.000 millones y $8.000 millones en las generaciones futuras de tecnologías de fabricación en sus instalaciones de los EE.UU. Esta acción va a financiar el despliegue del proceso de fabricación de 22 nanómetros (nm) de siguiente generación de Intel en varias fábricas ya existentes en los EE.UU., además de la construcción de una nueva planta de fabricación de desarrollo (conocidas como “fab”) en Oregón. Estos proyectos crearán entre 6.000 y 8.000 puestos de trabajo en construcción y entre 800 y 1.000 nuevos empleos permanentes en alta tecnología.

El sector del PC está consiguiendo unos hitos importantes este año, con la distribución de 1 millón de PCs cada día. Las nuevas fábricas van a crear la capacidad necesaria para asegurar el crecimiento continuo del segmento de mercado del PC y de los mercados informáticos adicionales de los que se ocupa Intel como, por ejemplo, los de la informática móvil y la informática embebida.

Las nuevas inversiones refuerzan el liderazgo mundial de Intel en fabricación de los semiconductores más avanzados. Se estima que la nueva fábrica de desarrollo de Intel en Oregón –que se va a llamar “D1X”– pueda estar lista para dedicarse a tareas de I+D en 2013. También existen planes para actualizar un total de cuatro fábricas existentes, dos en Arizona (conocidas como Fab 12 y Fab 32) y otras dos en Oregón (conocidas como D1C y D1D).

Aunque Intel genera aproximadamente tres cuartas partes de sus ingresos fuera de los EE.UU., mantiene tres cuartos de sus procesos de fabricación de microprocesadores en este país. Este nuevo compromiso de inversiones también permite a la compañía mantener su base de empleados en las plantas de fabricación de estas ubicaciones.

Este nuevo gasto de capital se produce después de un anuncio de inversiones en los EE.UU. realizado en febrero de 2009, en donde se ofreció apoyo a una serie de actualizaciones punteras en sus procesos de fabricación. Estas actualizaciones dieron como resultado la tecnología de fabricación de 32 nm, lo que ha permitido la producción de los chips informáticos que ya se utilizan en PC, servidores y dispositivos embebidos y móviles en todo el mundo. Los primeros microprocesadores de 22 nm de Intel –con nombre de código “Ivy Bridge”- estarán en fase de producción a finales de 2011 y van a permitir mayores niveles de rendimiento y más eficiencia energética. Asimismo, el constante avance en tecnología de proceso de fabricación, permitirá la integración de prestaciones y funciones adicionales para, de esta forma, crear unos dispositivos con diseños más estilizados, mejor rendimiento, baterías de mayor duración y menor coste para los usuarios.

Para más información accede a Intel.

 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios