El 20% de las empresas españolas ha perdido información corporativa tras la desaparición o robo de dispositivos móviles

El 20% de las empresas españolas ha perdido información corporativa tras la desaparición o robo de dispositivos móviles
Las empresas cuentan con infraestructuras cada vez más heterogéneas, ya que se han sumado a los tradicionales puestos de trabajo los smartphones, tabletas y portátiles, que en la mayoría de los casos son de los mismos trabajadores (BYOD). Por este motivo, las empresas necesitan adaptar sus políticas de seguridad a esta nueva realidad. Los smartphones, debido a su uso cada vez más extendido, se han convertido en algo más que un simple canal de comunicación. Hoy en día, son una herramienta de trabajo completa utilizada normalmente por los empleados para acceder a la información corporativa.

Por supuesto, esto supone un riesgo ya que el 36% de las compañías españolas encuestadas permite a sus empleados acceder sin ningún tipo de restricción a los recursos de la empresa desde sus smartphones. Este alarmante porcentaje se desprende deun estudio sobre los riesgos de seguridad informática llevado a cabo por B2B International en julio del 2012 en colaboración con Kaspersky Lab.

Entre los datos obtenidos en España, podemos destacar que el 22% de las compañías utiliza algún tipo de restricción en el uso de los smartphones - incluyendo prohibiciones al acceso de algunos recursos en red-, el 17% prohíbe cualquier tipo de acceso desde dispositivos móviles, pero sólo el 6% utiliza un software de Administración de Dispositivos Móviles (Mobile Device Management – MDM) para asegurar que se cumplen las políticas corporativas de seguridad. En la actualidad, sólo el 20% de empresas españolas reconocer haber hecho frente a la pérdida de información corporativa debido a la pérdida o robo de dispositivos móviles.

El BYOD multidispositivo

Pero no son únicamente los smartphones los que ponen en jaque la seguridad informática de la empresa. Una tendencia en alza dentro de las organizaciones es “Llevar Su Propio Dispositivo” o “Bring Your Own Device – BYOD”, entre los que se incluyen también PCs o tablets. En la encuesta realizada podemos ver cómo muchas compañías se comportan de manera peligrosa, no estableciendo ninguna restricción al uso de dispositivos personales, a pesar de que un 34% de los encuestados piense que el uso de los dispositivos personales presenta una amenaza para el negocio, y un 55% cree que la reducción de este riesgo es un tema importante para la empresa.

Los riesgos derivados de almacenar información relacionada con el trabajo en los dispositivos personales son muchos, pero sólo el 8% de las compañías en España tiene entre sus planes introducir algún tipo de control estricto en su uso en un futuro. Además, encontramos que un 40% de los especialistas españoles de TI encuestados está seguro de que, aunque se tome cualquier tipo de medida, el número de dispositivos personales en el lugar de trabajo sólo va a incrementarse por lo que las empresas deberán adaptar sus políticas de seguridad a la nueva situación.

Las prohibiciones de acceso masivo no son la única manera de protegerse contra la pérdida de información en los dispositivos móviles personales. Kaspersky Lab ofrece varias soluciones de protección corporativas para ordenadores portátiles en entornos Windows, Linux y MacOS, así como smartphones y otros dispositivos, cada una diseñada para dar respuesta a los problemas específicos de cada plataforma. Para más información sobre las capacidades de estos programas y las últimas noticias de las soluciones de seguridad de Kaspersky Lab, por favor visita: http://www.kaspersky.com/sp/beready
 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios