Samsung decide detener la producción del Galaxy Note 7

Samsung decide detener la producción del Galaxy Note 7
Ayer lunes, Samsung anunció que va a detener la producción del modelo que se ha incendiado en varias ocasiones, una decisión necesaria tras los sucesivos accidentes sufridos tanto con los modelos iniciales como con los de reemplazo. En el caso de los segundo se ha demostrado que el error que hacía estallar la batería no se ha solucionado.

Las grandes operadoras estadounidenses AT&T, T-Mobile y Verizon han enviado una nota a sus clientes explicándoles que no van a seguir suministrando Note 7 a los que compraron el modelo inicial, sino dispositivos con características parecidas.

El problema arranca durante IFA, la mayor feria de electrónica de Europa, la antesala de la campaña de Navidad. Tan solo una semana antes de que Apple presentase su iPhone 7, comenzaron a publicarse vídeos y fotos de algún Galaxy Note 7 que se había incendiado de manera espontánea. En ese momento muchos vaticinaron al Note 7 como el mejor dispositivo Android que se había fabricado hasta la fecha. Todo se truncó y más bien se convirtió en el mayor fiasco jamás fabricado. Una vez detectado el problema la compañía cambió los dispositivos afectados por otros de nuevos y teóricamente seguros. Semanas más tarde apareció el mismo problema en los terminales cambiados y teóricamente seguros.

Este error, según los expertos analistas, puede costarle a Samsung unos 5.000 millones de dólares sin contar como va a afectar este suceso a la imagen de la marca.
 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios