Los problemas con el Galaxy Note 7 le suponen a Samsung unas pérdidas del 14% de las ventas

Los problemas con el Galaxy Note 7 le suponen a Samsung unas pérdidas del 14% de las ventas
Samsung facturó, en el periodo correspondiente al tercer trimestre de 2016, 71 millones de euros, lo que supone una disminución del 14% de las ventas en relación al mismo período de 2015. El descenso registrado por la compañía en sus ventas es atribuido a los numerosos problemas que ha tenido con las baterías de su Galaxy Note 7.

Esta caída en las ventas de smartphones supone para Samsung el peor rendimento interanual de la historia de la compañía, después de que su nivel de ventas de 2014 descendiera hasta el 12%.

El director de análisis de Gartner, Anshul Gupta, explicó que: "La decisión de retirar el Galaxy Note 7 fue correcta, pero el daño a la marca Samsung dificultará que la compañía aumente sus ventas de teléfonos inteligentes en el corto plazo". También comentó que es vital que el lanzamiento del nuevo Galaxy S8 sea exitoso para poder recuperar la confianza que los clientes han perdido con la marca.

Aunque se haya registrado un descenso de ventas sin precedente, Samsung sigue siendo el proveedor líder en el mercado de teléfonos móviles inteligentes con una cuota de mercado del 19%. Cabe destacar que en el mismo período de 2015 la compañía llegó a copar el 24% de la cuota de mercado.
 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios