Microsoft Word pone en ridículo al gobierno británico

Microsoft Word pone en ridículo al gobierno británico
El gobierno británico acaba de descubrir, en sus propias carnes, una característica poco conocida del editor de textos Microsoft Word: los metadatos ocultos. Esta información, que se graba automáticamente en el documento pero queda escondida a los ojos del usuario, revela el nombre del autor, en qué directorio lo ha guardado o qué impresora ha utilizado. Ahora se ha dado a conocer que, en febrero, el gobierno Blair publicó en su web un 'dossier' sobre Iraq, escrito en Word, sin saber que los metadatos ocultos revelaban los nombres de quienes revisaron el texto antes de su divulgación.

Los documentos escritos con Microsoft Word, bajo la extensión .doc, tienen una característica que algunos expertos han denunciado como un problema de privacidad y que la compañía explica en su web: "Cuando se crea, abre o guarda un documento, se le añade información llamada "metadatos". Algunos son accesibles desde Microsoft Word y otros sólo se ven si se abre el documento desde otro editor de texto. Como ejemplos de "metadatos", el nombre del autor y autores previos, su compañía u organización, nombre del ordenador, del disco duro y la red, revisiones del texto, etc.".

Algunos virus, específicos para Word, pueden hacer que se guarde información más confidencial, como datos financieros o enlaces almacenados en el navegador, sin que el usuario lo advierta. Para visualizarlos, basta abrir el .doc con el Bloc de Notas, un editor de textos para GNU/Linux o, como hizo Richard M. Smith, un pequeño programa hecho a mano: "En febrero de este año, el gobierno publicó un 'dossier' sobre la seguridad en Iraq, que citó Colin Powell en las Naciones Unidas. Un lector de la Universidad de Cambridge descubrió que era un plagio de un investigador norteamericano. Cuando lo supe, decidí bajarme el texto y examinarlo".

Sabedor de que Microsoft Word muestra, como metadatos escondidos, los últimos diez nombres que han revisado el documento, lo abrió con su programa casero y allí estaba la grabación de los pasos dados por el texto dentro del gobierno. Aparecían tres entradas provenientes del Communications Information Centre y cuatro nombres propios, que correspondían a un oficial del Foreign Office, otro de Downing Street, un oficial de prensa y la asistente personal del secretario de prensa del Primer Ministro.

Aunque Smith hizo su descubrimiento en febrero, hasta ahora no lo ha publicado, cuando el gobierno ya ha retirado el archivo. Y añade: "Una de las anécdotas más interesantes es que John Pratt, el oficial de Downing Street, copió el 'dossier' en un disquete, que la asistente de prensa dio a Colin Powell. Efectivamente, los datos grabados muestran que el documento es copiado del ordenador de Pratt a un disquete, en los pasos 4 y 5. El gobierno Blair ha aprendido bien la lección: otro documento sobre Iraq, que publicaron en junio, sólo está disponible en formado .pdf".

 

Comentarios (8)

Nicolas
21 de Julio del 2003

La información que muestran los metadatos son de la persona que ha instalado el programa, en otras palabras el nombre que registran en su instalación, para mi modesto conocimiento en informatica la solución para este problema es el siguiente al momento de instalar el programa simplemente se deben dejar las cajas de texto en anonimo.

chaoooo bill gates te pasastes................


Blag
21 de Julio del 2003
Bueno, he hecho la prueba abriendo un .doc con Block de Notas y no he encontrado ninguno de los mencionados MetaDatos.....en fin......supongo que deben estar ahí.....y si están......no se como los de Microsoft, pueden decir que sus sistemas son más seguros que los de Linux.

Atte,
Alvaro Tejada Galindo.
Consultor SAP
http://go.to/singlepathpe
rotosca
22 de Julio del 2003
El incidente, de ser cierto, tiene una repercución más alla de la desvergüenza de Mr. Gates, el asunto es que no solo MS-word tiene metadatos, sino, más bien son muchos programas de edición que guardan imformación sensible, o no tanto del autor o autores o autoras, como quieran; hasta los simples arhivos GIF guardan cierta información de como fueron creados. Aqui, lo que observo, es una INFINITA IGNORANCIA informática patrocinada por el Señor Puertas con sus Sistemas Operativos, generadores de pereza mental.
Gerard Edo
22 de Julio del 2003
Si abres con el bloc de notas, si que los encontrarás, aunque su ubicación quizás dependa de la versión de Word.

Ejemplo Ruta Original del archivo:

t e d e p á r r a f o p r e d e t e r .
 ÿÿÿÿ 
  
  
        ÿÿ
G e r a r d E d o C F : \ D o c u m e n t s a n d S e t t i n g s \ A d m i n i s t r a d o r \ E s c r i t o r i o \ g d f g d f g d f g d f . d o c ÿ@ € °ˆy  

Autores, propietario/organización y etc:

2ƒ ð  ÿÿ g d f g d f g d f g d f
G e r a r d E d o
G e r a r d E d o

gdfgdfgdfgdf o   dfg Gerard Edo f  era  era  Normal E Gerard Edo f  1 ra  Microsoft Word 9.0 @ @ Šâý%PÃ@ Šâý%PÃ    

ä   Anuquet NETCOM   

La verdad es que no se hasta que punto esto no es bueno, se supone que un documento de texto no debería ser anónimo o deberíamos saber quién es su autor... Lo único que me sobra es lo de la ruta original.

Gerard Edo
r-irix.com
g.edo@r-irix.com
Alexander Rojas
22 de Julio del 2003
UFFFFFFFFF... esto lo sabia yo desde hace años y siempre lo vi como una falla sobretodo por la privacidad...
Miguel
23 de Julio del 2003
Creo que aqui Microsoft, no tubo nada que ver, una cosa es que exista privacidad dentro de los software y otra que no sepa usar un simple programa hecho por Microsoft.
El error faltal lo cometio el gobierno britànico, por el hecho de no saber usar programas de facil uso!
Y en cuanto a la privacidad, las caracteristicas que se pueden sacar dentro de los programas Microsoft Office, esas se puede modificar y/o borrar, de tal manera que pueda ser el documento anomimo.
Encerio que los conocimientos de los britanicos son para reise y solo se basan en las tecnolgias (entre parentesis tecnolgias) de Microsoft
nospam
23 de Julio del 2003
El titular del artículo(y éste en sí) es poco objetivo, más bien tendencioso. Quien no sabe utilizar una cosa no puede quejarse de las consecuencias derivadas de dicho uso. No podríamos decir que "Linux pone en ridículo al gobierno británico" por el mero hecho de que algún funcionario hubiese pregonado a los cuatro vientos la contraseña del root.
Mauricio
24 de Julio del 2003
El mayor error del gobierno británico es utilizar spyware para hacer el trabajo que corresponde a un software ofimático. Y el señor Gates and company, ¿qué fin persiguen al guardar tanta información personal en un documento de texto? Está bien que se pueda bloquear o evitar pero esta no es una opción de la que estén al tanto los usuarios promedio de Word. Estos ladrones.. cada vez más especializados.

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios