Un juez portugués opta por la videoconferencia para evitar el contacto entre testigos y acusados

Un juez portugués opta por la videoconferencia para evitar el contacto entre testigos y acusados
El fiscal del caso apoyó la resolución del juez porque entre los testigos hay menores que podrían verse amedrentados en un careo personal. La decisión motivó la airada reacción de los abogados de la defensa, partidarios de un "cara a cara" entre los testigos y los acusados de pederastia y abuso de menores.

La Fiscalía General sostiene que la videoconferencia para interrogar a testigos en un proceso de este tipo es "legal y está plenamente justificada", ya que sería "escandaloso no usar los medios previstos en la ley para proteger a los testigos especialmente vulnerables, debido a la edad y a ser posibles objetos de presión".

La Casa Pía es una institución benéfica de enseñanza para menores de familias sin recursos económicos, en la que al parecer durante tres décadas sus alumnos y alumnas fueron víctimas de abusos sexuales. Por este escándalo están detenidos Paulo Pedroso, ex diputado y portavoz del Partido Socialista; el diplomático jubilado Jorge Ritto; el presentador de televisión Carlos Cruz; el abogado de éste, Hugo Marsal, y el ex empleado de Casa Pía acusado de conectar a los menores con sus clientes, Carlos Silvino "Bibi".

 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios