La nueva era de la mensajería multimedia

A estas alturas ya nadie duda de la idoneidad del término Sociedad de la Información para hacer referencia a nuestra sociedad. La información se ha convertido en un valor en sí mismo, y su influencia ha ido creciendo de manera exponencial a medida que se van introduciendo nuevos avances tecnológicos.

El mercado de capitales, los mercados financieros y las propias empresas en su estructura interna fundamentan en gran medida su éxito en el flujo masivo e inmediato de información. La propia incertidumbre que caracteriza al mercado actual exige cada vez instrumentos de comunicación más avanzados, que permitan a los empresarios tomar decisiones a una velocidad de vértigo, y lo que es casi tan importante, difundirlas con la misma rapidez. Los empresarios emprendedores se han concienciado de que dos de los mayores activos de su negocio son la información y el factor tiempo.

La mensajería multimedia se ha revelado como una herramienta imprescindible para responder con eficacia a esas exigencias intrínsecas al mercado. Sus posibilidades son inmensas: mensajes masivos por e-mail, mensajes de voz a teléfono fijo o a móvil, así como envíos masivos de sms o faxes. Con cualquiera de estas aplicaciones podremos informar a los accionistas de cualquier decisión tomada que pueda modificar el rumbo de la empresa; enviar un sin fin de felicitaciones navideñas a nuestros empleados o colaboradores externos; proponer concursos o promociones por teléfono; difundir información de servicios que puedan ser útiles para los ciudadanos, newsletters para los abonados de una determinada web, etc.

Las ventajas de la mensajería multimedia no cesan en el momento en el que los mensajes son enviados, más bien al contrario. Cuando comunicamos una información a un número determinado de destinatarios lo hacemos con la intención de motivar una reacción o comportamiento acorde a nuestros intereses. Es muy importante conocer el impacto que ha tenido nuestra campaña, para contrastar los resultados obtenidos con los esperados. Esta labor de seguimiento también la puede efectuar por nosotros la mensajería multimedia, gracias a mensajes de confirmación de recibo o de error en el envío.

Además de estas enormes posibilidades, esta tecnología nos permite personalizar los documentos a enviar hasta unos límites antes inimaginables. Desde inserción de logotipos institucionales, hasta la incorporación de formularios de respuesta, pasando por la personalización del cuerpo del documento; aplicaciones todas ellas que nos ayudan a afianzar la imagen corporativa de la empresa.

Generalmente la actualidad y el mercado marcan el ritmo diario de las empresas. Pero esto no es óbice para que exista un plan de acción programado que nos marque los posibles caminos a seguir y las tareas pendientes de realizar. Si bien en ocasiones la información debe ser enviada tan pronto como se pueda, en otras situaciones donde no existe esa urgencia - pongamos por caso un envío masivo de felicitaciones de navidad - podremos elaborar nuestro mensaje y dejar programado el envío para la fecha deseada.

La demanda de este tipo de servicios se ha incrementado de manera espectacular en los últimos años, llegando a convertirse en una herramienta fundamental para múltiples empresas de diversos sectores. Así por ejemplo, las empresas que cotizan en bolsa podrán enviar informes pormenorizados a accionistas; las que se dedican a la información comercial podrán realizar promociones de nuevos productos, comunicados de prensa, informes de los resultados; en el sector del turismo podrán dar cuenta de las ofertas de última hora; las que se encargan de la formación de recursos humanos tendrán la posibilidad promocionar nuevos cursos y captar nuevos alumnos... Como vemos su ámbito de actuación es amplísimo.

No hay duda. La mensajería multimedia es un servicio creado para facilitar el día a día a las empresas, grandes y pequeñas, ayudándoles a administrar mejor el factor tiempo y a reducir considerablemente los costes de mensajería. Todo ello gracias a las aportaciones de empresas punteras como Xpedite, especializada en la creación de plataformas de comunicación avanzada que se sirven del potencial de las tecnologías de voz, e-mail, sms y fax.

 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios