Saft apuesta por la energía renovable

Saft, la firma de baterías, ha desarrollado una lista de baterías de avanzada tecnología diseñadas para hacer frente a las necesidades específicas de las aplicaciones de la energía renovable por su eficiencia, fiabilidad y su bajo mantenimiento en soluciones de almacenamiento. En el stand 134, Saft está presentando la gama de producto especializado de níquel-cadmio Sunica.plus, que aporta muy buenos resultados en instalaciones especializadas de energía fotovoltaica. Saft también está presentando sus baterías níquel-metal-hidruros, que emergen como una solución compacta y de mantenimiento cero, para aplicaciones remotas o lugares de difícil acceso, además de los nuevos sistemas Intensium Flex, que aportan la avanzada tecnología de Litio.Ion dentro de un combinado 'plug and play' totalmente integrado.

Sunica.plus níquel-cadmio, más allá de los límites de baterías convencionales Sunica.plus es la última versión de la gama Sunica de baterías recargables especializadas de níquel-cadmio, diseñadas para funcionar en aplicaciones fotovoltaicas y energía eólica, que superan las limitaciones de las baterías de plomo-ácido. Este producto incluye alta eficacia, bajo mantenimiento y una absoluta confiabilidad combinada con la capacidad de funcionar a extremas temperaturas (de -20ºC a +50ºC) en cualquier estado de carga, mientras ofrece una durabilidad de 20 años sin riesgos de fallo repentino.

Los clientes han elegido las baterías Saft Sunica de níquel-cadmio para una amplia variedad de aplicaciones renovables en todo el mundo, incluyendo:

Condiciones de temperaturas extremas a lo largo de la costa de Chile

Los sistemas de baterías Saft Sunica de níquel-cadmio de 12 V han puesto a prueba su confiabilidad en 400 señales luminosas a lo largo de la costa chilena, en condiciones de funcionamiento que rondan temperaturas que van desde -20ºC a los +4ºC. Este producto ha sido seleccionado para reemplazar las baterías de plomo-ácido para instalaciones fotovoltaicas, que requieren una autonomía de entre 5 y 12 días. Estas baterías, instaladas en 1990, siguen funcionando perfectamente en la actualidad, 15 años después.

Confiabilidad extrema para la Compañía Petrolera Venezolana

Una compañía petrolera en Venezuela utiliza instalaciones fotovoltaicas para hacer funcionar diversos equipamientos de automoción, RTUs, controles de válvulas, instrumentos campo, medición y radio en instalaciones remotas de la costa y terrestres. La crítica naturaleza de las aplicaciones, unida a potenciales pérdidas de dinero derivadas de un supuesto fallo de suministro de energía, han hecho de estas baterías un producto de extrema confianza, con buenas expectativas de durabilidad y bajo mantenimiento en condiciones de temperaturas altas a lo largo del día. Las baterías Saft Sunica de níquel-cadmio han sido instaladas en 600 infraestructuras en Venezuela. En algunos casos presentan una expectativa de funcionamiento de diez años, a pesar de encontrarse en un entorno de temperaturas altas, en recintos donde se pueden alcanzar +60ºC a medio día +30ºC por la noche.

Operaciones de confiabilidad en los faros escoceses

Alrededor de 100 faros de la costa de Escocia y de la isla de Man han sido equipados con baterías Saft Sunica de níquel-cadmio durante los últimos diez años. Los paneles solares, combinados con una batería debidamente dimensionada a 24 V y de alta eficiencia pueden acumular suficiente energía para asegurar su funcionamiento, incluso en los meses con menos luz.

Soporte de híbrido fotovoltaico y energía eólica en una isla de Suecia

Las baterías Saft Sunica de níquel-cadmio A48, de 571 Ah, permiten un híbrido fotovoltaico y un sistema de energía eólica en Bullerö, la principal isla del Parque Natural del Archipiélago de Estocolmo, para abastecer con una fuente confiable de electricidad a los visitantes del parque y los guardas durante todo el año. La batería todavía está activa, después de 30 años de funcionamiento, desde el reemplazo de las baterías de plomo-ácido, y se mantendrá durante muchos años.

Entre los más recientes clientes de Saft Sunica.plus se encuentran:

Faros del puerto de Gothenburg

Goteborg Hamn AB, operador del Puerto de Gothenburg, en Suecia, está instalando las baterías de Saft Sunica.plus níquel-cadmio para proveer con energía de 12V a los faros del puerto, que funcionan con energía solar, y que iluminan los principales canales de acceso al puerto. Los sistemas de baterías Saft aportan suficiente energía para 146 días seguidos sin luz solar, y en temperaturas extremas que oscilan de -25ºC a +50ºC, requiriendo un mínimo mantenimiento, con un intervalo de rellenado de agua de dos años.

Larga vida y seguridad en las plataformas petrolíferas asiáticas

Una compañía petrolífera en Singapur ha elegido las baterías Saft Sunica.plus níquel-cadmio 24V con 830 Ah de capacidad para equipar los sistemas fotovoltaicos de abastecimiento de energía en las plataformas marítimas de Indonesia. Las baterías asegurarán las operaciones y una larga vida de funcionamiento bajo las condiciones más difíciles.

Lugares abastecidos de energía solar en Sudán

Sudan está construyendo un sistema de telecomunicaciones y operaciones a lo largo de un oleoducto en Melut Basan. Las baterías Saft Sunica.plus níquel-cadmio proporcionan una reserva de seguridad de energía de ocho días para el sistema de telecomunicaciones y controles de supervisión y los sistemas de adquisición de datos (SCADA) en 11 emplazamientos abastecidos con energía solar. Las capacidad acumulativa instalada será de 1.3 millones de Ah.

Tecnología Modular NHE Ni-MH

Los módulos de baterías Saft NHE Ni-MH proporcionan una excelente densidad energética libre de mantenimiento, con una larga vida de funcionamiento, siendo totalmente reciclables al final de su uso.

La ventaja dominante de las baterías de Saft Ni-Mh es que están llenas de por vida, sin que requieran ser recargadas con agua destilada, ofreciendo un extenso servicio en aplicaciones de energía renovable durante más de 15 años. Esto las hace ideales para su uso en instalaciones de control de difícil acceso, reduciendo la necesidad de visitas de mantenimiento. Además, las baterías Ni-MH son más ligeras y compactas que sus equivalentes Ni-CD y no presentan el riesgo de derrame de electrolyto. Son mucho más fáciles y seguras en los traslados a lugares remotos, y también ocupan menos espacio.

Aplicaciones NLB de módulos Ni-MH

Las colonias de gaviotas y focas, residentes en algunos de los faros más remotos como Sule Skerry, Sula Seguir, Ve Skerries y Carragh Mor, disfrutan ahora de una existencia más pacífica gracias a los sistemas de baterías Saft Ni-MH. El diseño libre de mantenimiento y el alto nivel de confiabilidad han eliminado la necesidad de aterrizajes de helicóptero para llevar a cabo servicios rutinarios en esos lugares inaccesibles.

Sistemas Intensium Flex hacen de las baterías de litio-ion una tecnología más fácil de usar

La tecnología Litio-ion (Li-Ion) ofrece un gran número de ventajas como larga vida útil y servicio de mantenimiento cero, alta potencia y densidad de energía - ahorrando tanto en espacio como en peso, funcionamiento a altas y bajas temperaturas e indicación del estado de carga y condiciones de la batería. Los sistemas de baterías de diseño industrial Li-Ion, con control integrado a bordo, funciones de comunicación y seguridad, pueden ser adaptadas para hacer frente a las necesidades específicas de los clientes sin necesidad de costes de desarrollo y de tiempo significativo.

Saft está liderando el sector de las aplicaciones en el campo de las energías renovables con la nueva tecnología de baterías Li-Ion Intensium Flex, desarrollado para proporcionar soluciones inteligentes completamente integradas 'plug and play' para adaptarlas a las diferentes necesidades de alimentación para varios días típicamente demandadas por los sistemas fotovoltaicos, desde los ciclos de media potencia en aplicaciones híbridas, hasta la estabilización de la alta tensión de salida en los generadores eólicos así como el almacenamiento de reserva y otras mejoras en la calidad de la energía obtenida.

Gracias a su versatilidad y su diseño de acumulación en módulos, pueden configurarse para abastecer cualquier sistema de un voltaje de 24V a 270V para aplicaciones tanto estacionarias como de ciclos de alta frecuencia, y patrones de descarga que van desde una alta energía (horas o días de descarga) hasta demandas que requieren mucha potencia en pocos minutos o segundos.

 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios