BitDefender apuesta por la educación del usuario para proteger a niños y jóvenes frente a los peligros de Internet

Casi el 85% de la interacción de los jóvenes con sus equipos hoy en día pasa por Internet. Es un entorno que se presta al intercambio interactuando con diferentes tipos de datos y contenidos sociales. Desde este punto de vista, la red representa, probablemente, una de las herramientas educativas más importantes del siglo XXI, un gran contenedor de conocimiento humano y una de las herramientas más completas y efectivas en cuanto a intercambio de comunicación. Sin embargo, como queda de manifiesto diariamente, la red también puede ser un lugar muy peligroso. Por ella no sólo se extienden una gran variedad de amenazas como virus, gusanos, troyanos, ladrones de contraseñas, key loggers, adware, tentativas de phishing o campañas de spam, sino que además es un medio de difusión de contenidos inapropiados, como material pornográfico o discriminatorio, y un entorno que puede fomentar conductas poco éticas como el plagio o la difamación.

BitDefender, proveedor global de software antivirus, no sólo entiende el concepto de seguridad en términos de protección de sistemas y datos frente a posibles amenazas de la red, sino también en términos de educación de los usuarios. Para ayudar a padres y profesores a proteger a sus hijos y alumnos mientras navegan por Internet, Bitdefender tiene integrado desde hace años, en sus suites de seguridad, un módulo de control parental con una configuración especial que ayuda a disminuir los riesgos. Este control incluye el bloqueo de páginas web con contenido inapropiado, la restricción de acceso a la red durante períodos determinados de tiempo (como por ejemplo en horas de deberes), un filtro de acceso a páginas web y correos que contengan determinadas palabras claves (definidas por el usuario) o el bloqueo a determinadas aplicaciones, juegos, mensajería instantánea o programas de compartición de archivos, entre otros.

El acceso y exposición de los niños al mundo tecnológico se da a una edad cada vez más temprana. La producción masiva de equipos y su accesibilidad han convertido al PC en un elemento cada vez más común en los hogares españoles, donde proliferan igualmente las conexiones a Internet de alta velocidad. El uso diario de la red ha derivado en cambios en nuestra rutina (comunicación mediante correos electrónicos y mensajería instantánea, participación en redes sociales, compras por Internet, etc.). Cambios que nuestros hijos están adoptando también. Si Internet se ha convertido en algo tan atractivo para los padres, los pequeños de la casa, por mimetismo, también lo considerarán interesante para ellos.

¿Cuáles son las mayores amenazas que puede encontrar un niño en la red?

Actualmente el 50% de la población mundial conectada a la red tiene que enfrentarse a una cifra aproximada de 2.000 nuevos y mutados virus diarios, casi 50.000 intentos de phishing por mes, y a más de 1.000.000 de equipos infectados al año, empleados para expandir bots, rootkits y troyanos, además de otro tipo de malware.

Cuando se trata de menores, el número de amenazas se incrementa. Algunas de ellas son:

  • Adicción online a juegos, redes sociales o mensajería instantánea.
  • Cyber-bullying: cada vez más niños y adolescentes son repetidamente amenazados, acosados o humillados por otros menores mediante mensajes de texto, correo electrónico, mensajería instantánea o cualquier otro medio digital tecnológico.
  • Exposición a contenido inapropiado, como pornografía o materiales discriminatorios.
  • Incitación a conductas inapropiadas, como el plagio o la difamación.
  • Acciones ilegales, como el comercio ilegal con materiales con derechos protegidos
¿Qué pueden hacer los padres para proteger a sus hijos en la red?

La protección de los niños en la red es un tema complejo. Por una parte, debe fomentarse la educación online tanto en padres como en niños y, por otro lado, hay que cuidar la protección de datos y del sistema. Desde BitDefender se recomienda seguir unas pautas básicas para que padres y profesores eduquen a los menores en un uso correcto y seguro de la red:

  • Lo más importante es ser comunicativos y fomentar el diálogo con los menores sobre tecnología, ordenadores, dispositivos electrónicos e Internet. Explicar los beneficios y riesgos que conlleva la tecnología.
  • Mantenerse al día en tecnología y aprender de los propios hijos. Una vez que los niños crecen, superarán los conocimientos tecnológicos de sus padres, por lo que conviene aprender de sus propias experiencias para poder ayudarles.
  • Explicar a los más jóvenes conceptos como Ciber-ética, Netiquette (el "protocolo" que se debe utilizar en las comunicaciones online) Privacidad Online o Ciber-seguridad.
  • Comprender sus necesidades de comunicación. Recordar que ellos también poseen la misma necesidad de expresarse vía web que los adultos.
  • Limitar su tiempo online. De este modo se les ayudará a prevenir la adicción online, al tiempo que se les aleja de hábitos sedentarios.
  • Monitorizar su comportamiento online tanto en casa como en la escuela o mientras interacciona con sus amigos. El hogar no es el único sitio donde pueden conectarse a la red. Colegios, bibliotecas públicas o las casas de los amigos son algunos de los lugares donde también pueden encontrarse ordenadores. Es importante, por tanto, que los padres hablen con sus profesores y padres de amigos y comentarles estas buenas prácticas.
  • Configurar reglas para la comunicación online y el explorador de Internet. Hay que dedicar el tiempo suficiente para localizar acciones que pudieran derivar en comportamientos indebidos o penados.
  • Advertir a los hijos sobre el malware, la mensajería instantánea, el spam y el phishing, así como de otras amenazas y los peligros que conllevan.
  • Explicar los riesgos que pueden suponer las compras y transacciones online
  • Implicar a los hijos en las acciones de cuidado y mantenimiento de la integridad del equipo doméstico y sus datos.
  • Instalar y activar una contraseña fiable que proteja los módulos antimalware, cortafuego, filtro de spam y el control parental de la suite de seguridad.
  • Actualizar el antimalware, cortafuego y filtro de spam con la mayor frecuencia con las últimas firmas para virus y aplicaciones/archivos sospechosos.
  • Analizar el equipo frecuentemente.
  • Actualizar habitualmente el sistema operativo, descargando e instalando los últimos parches de seguridad y herramientas de eliminación de malware, así como otras actualizaciones que ayuden a proteger el equipo.
 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios