¡Esta Navidad, protégete! Kaspersky Lab te ofrece algunos consejos para realizar compras online de forma segura

Es la época más bonita del año. También para los cibercriminales, que se aprovechan de los compradores online y roban sus datos confidenciales con técnicas nuevas y perfeccionadas. Aunque comprar en Internet tiene muchas ventajas, es muy probable que al hacerlo puedas ser víctima de un ataque– incluso si visitas una web completamente legal. Por suerte, hay maneras de evitar que esto suceda y de mantener tu información personal a salvo. Kaspersky Lab te ofrece estos consejos rápidos y sencillos para que compres con seguridad estas vacaciones.

Infórmate sobre qué estás comprando y a quién se lo estás comprando.

Los estafadores pueden crear tiendas virtuales con cualquier nombre para obtener información de tu tarjeta de crédito. Localiza y toma nota de los teléfonos y las direcciones físicas de los vendedores por si hay algún problema con tu transacción o con tu cuenta. Si estás comprando en Internet y te aparece una ventana de chat preguntándote por detalles de tu tarjeta de crédito, ignórala y cierra la página web. Los vendedores online legales nunca piden información mediante ventanas de chats ni por email. Fíjate bien en las descripciones de los artículos que se venden, incluso en sitios de confianza. Palabras como “restaurado” “seminuevo” “usado” o “segunda mano” suelen ser una pista de que el artículo que compras ya ha sido utilizado y las probabilidades de que no esté en buen estado aumentan. Si el precio te parece demasiado atractivo, es mejor que desconfíes.

Asegúrate de que tu operación esté encriptada y que tu privacidad está protegida.

Muchos sitios utilizan SSL (Secure Sockets Layer) para encriptar la información. Fíjate en la URL que aparece en tu navegador y asegúrate de que la dirección empieza con "https://" y tiene el icono de un candado cerrado en la parte derecha de la barra de direcciones o en la parte inferior de la ventana del buscador. Antes de proporcionar ningún tipo de información personal o financiera en cualquier página de comercio electrónico, merece la pena tomarse unos minutos para leer la política de privacidad del sitio y entender perfectamente cómo será almacenada y tratada tu información.

¡Mantén tu ordenador actualizado y seguro!

Asegúrate de instalar y mantener tu software anti-malware actualizado con las últimas firmas en tu ordenador. Eso te ayudará a estar protegido frente a los virus y la pérdida de datos por parte de troyanos que roban información financiera sensible. Actualiza tu sistema operativo de forma periódica, así como los buscadores y las aplicaciones de terceras partes más utilizadas. Eso incluye todo tipo de programas, desde Adobe Flash Player y PDF Reader a Java e iTunes. Muchos sistemas operativos y programas de software ofrecen actualizaciones automáticas. Si esta opción se encuentra disponible, deberías permitirla.

Utiliza una única tarjeta para las compras online.

Lo más recomendable es utilizar una sola tarjeta de crédito que disponga de una línea de crédito baja para las compras online. Eso limita tus posibilidades de estar expuesto al fraude y te permite proteger tus operaciones. Evita también usar tarjetas de débito que extraen dinero directamente de tu cuenta de banco.

Utiliza contraseñas y funciones de seguridad.

Para los hackers es muy fácil descifrar contraseñas y secuestrar tus cuentas en páginas de comercio electrónico. Acostúmbrate a utilizar diferentes contraseñas en cada tienda online y, si es necesario, anótalas y guárdalas en un lugar seguro. Estas son las cosas que debes tener en cuenta al elegir una contraseña:

  1. No uses contraseñas basadas en cumpleaños o en nombres de mascotas, ya que se puede acceder a ellas y adivinarlas con facilidad.
  2. Utiliza la mnemotecnia para recordar contraseñas difíciles. Intenta tenerlas en tu cabeza, pero no las apuntes para recordarlas, ya que cualquiera podría tener acceso a ellas.
  3. Combina letras mayúsculas y minúsculas.
  4. Utiliza una combinación de letras, números y caracteres especiales.
  5. Emplea frases siempre que puedas. Una frase de paso es una secuencia de palabras que se utiliza en lugar de una contraseña. Por lo general es más larga, de unos 20 o 30 caracteres. Pueden recordarse con más facilidad que las contraseñas y no hay necesidad de anotarlas, por lo que reducen los riesgos. Por ejemplo: “El 4 de enero Antonio se comió un filete” podría equivaler a “e4deAscuf”.
Utiliza herramientas como el teclado virtual.

El teclado virtual es una opción que te dan algunas soluciones de seguridad y que se utiliza para introducir nombres de usuario, contraseñas y otro tipo de información identificativa de forma segura cuando se utilizan servicios basados en Internet (tales como servicios de email, sistemas de banca online, redes sociales, etc.).

Para evitar el robo de datos de identificación, las funciones de captura de pantalla se bloquean y los eventos no se graban en el registro de eventos cuando se usa el teclado virtual. El teclado virtual permite al usuario realizar las siguientes acciones:

  1. introducir datos sin utilizar el teclado real
  2. proteger frente a la introducción de datos por parte de programas que registran las teclas pulsadas (keyloggers)
  3. proteger frente a la introducción de datos por parte de programas que hacen capturas de pantalla
Introduce las direcciones directamente en tu navegador.

Si vas a hacer alguna consulta en tu banca online, introduce la dirección en el navegador. Es mejor no seguir links que hayamos recibido mediante correo electrónico u otros sistemas, ya que podrían conducirte a sitios web fraudulentos.

Revisa los extractos del banco y mantente alerta ante cualquier error.

Guarda una copia de tus compras y de las páginas de confirmación del pedido, y compáralas con los extractos de tu banco. Si hay algo que no cuadra, investígalo exhaustivamente e informa inmediatamente a tu banco.

 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios