La Comisión Europea impone una multa sin precedentes de 2.400 millones de euros a Google por abuso de posición dominante

La Comisión Europea impone una multa sin precedentes de 2.400 millones de euros a Google por abuso de posición dominante
Google acaba de recibir una multa sin precedentes de la Comisión Europea de 2.400 millones de euros por prácticas monopolísticas en el mercado de búsquedas de Internet, concretamente por el "Google Shopping", su servicio de comparación de precios. Hace unas semanas se rumoreaba que la sanción era inminente y que rondaría los 1.000 millones. Pues nos quedamos cortos y ahora el gigante norteamericano se enfrenta a una multa de 2.400 millones que dejan en nada el récord establecido por abuso de posición dominante que fue impuesta en 2009 a Intel y que ascendió a 1.060 millones.

Margrethe Vestager ha declarado que: "Google ha inventado muchos productos y servicios innovadores que han hecho una diferencia en nuestras vidas. Y esto es bueno. Sin embargo, su estrategia en el servicio de comparación de compras, Google abusó de su dominio del mercado como motor de búsqueda mediante la promoción de su propio servicio, degradando el de los competidores". También explicó que "Lo que Google ha hecho es ilegal bajo las normas 'antitrust' de la UE. Denegó a otras compañías la oportunidad de competir con méritos e innovando. Y lo que es más importante, negó a los consumidores europeos una verdadera elección de servicios y los beneficios de la innovación".

Cabe destacar que el buscador mantiene otras dos investigaciones por prácticas monopolísticas. Una por el sistema operativo móvil Android y otra por la plataforma de anuncios en Internet denominada "AdSense for Search". De salir adelante, la compañía se enfrentaría a otras dos posibles multas similares que podrían ascender hasta el 10% de la facturación.
 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios
Es necesario revisar y aceptar las políticas de privacidad

Revisar política de publicidad