Silicon Valley dice basta a los grupos neonazis y de odio en Internet

Silicon Valley dice basta a los grupos neonazis y de odio en Internet
Después de los disturbios racistas acontecidos en Charlottesville (virginia), las grandes compañías tecnológicas han decidido declarar la guerra a los grupos neonazis y de odio que utilizaban sus servicios en Internet. Esta decisión reabre el debate sobre los límites de la libertad de expresión. Después de que un neonazi matara con su automóvil a un joven e hiriera 20 personas, Facebook y Google entre otras decidieron frenar la actividad y suspendieron varias cuentas y prohibieron su uso.

Poco antes de que se produjera la manifestación en Charlottesville, AirBnb impidió reservar habitaciones a aquellos que podían ser participantes de la marcha. 24 horas después de los disturbios, GoDaddy echó de su plataforma a The Daily Stormer, una popular web perteneciente al movimiento neonazi, que había publicado un artículo de burla hacia la activista atropellada, Heather Heyer.

También GoFundMe, una plataforma de crowdfunding ha retirado estos días varias iniciativas de apoyo al presunto conductor en el ataque de Charlottesville, acusado de asesinato en segundo grado. Incluso plataformas de ocio como Spotify han prohibido la publicación de música que pueda incitar a la violencia contra religión, raza o sexualidad.

Después de lo acontecido, se pone de manifiesto la responsabilidad que recae sobre dichas firmas tecnológicas, que en este último año han incrementado sus esfuerzos para atajar de raíz contenidos moralmente cuestionables.
 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios