Google admite que escucha conversaciones privadas de usuarios

Google admite que escucha conversaciones privadas de usuarios
La compañía Google admitió esta semana pasada que escucha el 0,2% de las conversaciones que mantienen los usuarios mediante su asistente virtual tras una filtración de audios en idioma neerlandés a una televisión belga. Según se ha podido saber, la compañía llevaría años realizando esta práctica con grabaciones privadas en diferentes idiomas entre los que encontramos el español y el portugués.

En principio y según explica la compañía, la escucha de audios se realiza, en principio, para la mejora de Google Assistant. Pero dicha labor despierta algunas dudas especialmente por la fuga que puede haber de datos comprometidos. Sobre todo cuando se conocen las condiciones de trabajo de algunos transcriptores: escuchan unas 5.000 grabaciones a la semana, y no son empelados de Google, sino trabajadores de una empresa tercera. Dichos empleados tienen un contrato por obra y servicio o incluso son freelance y difícilmente llegan a ganar el salario mínimo interprofesional.

Google asegura que los fragmentos de audio no se asocian con las cuentas de los usuarios como parte del proceso de revisión. Los expertos en idiomas aseguran que "El sistema solo te muestra el audio, su duración y un apartado donde escribir o revisar lo ya escrito. No tenemos acceso a ningún dato personal más allá de lo que se escucha". Pero esto no significa que la compañía no pueda identificar los datos con usuarios concretos. También aseguran que los transcriptores firman un contrato de privacidad que les impide hacer uso de lo que escucha, además de estar prohíba la transcripción de datos personales tales como cuentas bancarias, contraseñas, etc....

Es por todo ello que la privacidad de los usuarios se pone en duda, ya que en los audios se escuchan datos sensibles en un entorno que Google no controla por completo.

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios
Es necesario revisar y aceptar las políticas de privacidad

Revisar política de publicidad