El ordenador cuántico de Google logra en 200 segundos lo que uno convencional tardaría 10.000 años

El ordenador cuántico de Google logra en 200 segundos lo que uno convencional tardaría 10.000 años
Según explica la revista de divulgación científica Nature, un computador cuántico de Google ha completado en 200 segundos la tarea que el ordenador más rápido del mundo tardaría unos 10.000 años en realizar. Estamos ante un hito para la computación cuántica ya que hablamos de un sistema informático que aspira a realizar tareas exponencialmente más rápido que los ordenadores clásicos convencionales.

Un ordenador cuántico utiliza un sistema de cúbits que almacenan información en las dos cifras del código binario, 1 y 0 mientras que las computadoras clásicas utilizan bits y deben elegir en todo momento entre almacenar datos en una de las dos cifras, 1 o 0. Con este método llamado superposición, las computadoras cuánticas pueden resolver problemas de gran complejidad con una rapidez nunca vista hasta ahora y procesar inmensas cantidades de datos.

John Martinis, responsable de computación cuántica de Google ha descrito los pasos técnicos realizados para lograr la supremacía cuántica. Primeramente se fabricó un procesador compuesto de 54 cúbits, que aprovecha la superposición y el entrelazamiento cuántico para explorar un espacio computacional exponencialmente mayor que el de los bits clásicos. Seguidamente el equipo desarrolló procesos de corrección de errores que lo mantienen con una alta fidelidad operativa, llegando hasta el 99'99% de eficacia.

Para probar la eficacia del sistema, diseñaron una tarea de muestreo de números aleatorios producidos por circuito cuántico. La computadora fue capaz de recopilar un millón de muestras en aproximadamente 200 segundos. Un superordenador de última generación habría tardado unos 10.000 años.

Para más información accede al artículo publicado por la revista nature.

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios
Es necesario revisar y aceptar las políticas de privacidad