25 años del primer ordenador personal

25 años del primer ordenador personal
El 24 de Enero de 1984 se inicio toda una revolución en el mercado informático con el lanzamiento del primer Macintosh, más conocido como Mac, gracias a una interfaz y una facilidad de uso nunca antes vistas.

Un anuncio de televisión de un minuto antes de la última parte de la Superbowl, la final de la liga estadounidense de fútbol americano, anticipó lo que sería una auténtica revolución: el primer ordenador personal entendido como máquina de consumo y dirigido a un público masivo. Era el Macintosh, y aunque su precio contradijo su espíritu (2.500 dólares), ha pasado a la historia como la primera máquina informática pensada para las masas.

Algunas de las claves de ese primer Mac estaban tanto en el diseño exterior, como en sus componentes y programas. A nivel de hardware, contaba con un microprocesador Motorola 68000. El disco duro estaba integrado en el mismo monitor, que presentaba un asa para poder transportarlo "fácilmente" pese a su peso. Sorprendió una interfaz revolucionaria, que avanzaba lo que estaría por venir en el futuro, y en la que las opciones de usabilidad se multiplicaban gracias al uso de otro revolucionario periférico, el ratón.

La Mac original incluía dos programas entonces revolucionarios: MacPaint, que permitía "pintar" con el ratón, y MacWrite, el primer procesador de textos en el que lo que el usuario veía en la pantalla era lo que aparecía en el papel. (WYSIWYG) o "what you see is what you get".
Se trataba de un aparato mucho más sencillo de manejar y entender que el resto de las computadoras personales comerciales del momento y muchos creen que sentó las basas para productos posteriores como el sistema operativo Windows.
La nueva Mac hizo que tareas como diseñar o editar fueran accesibles al gran público, opinan los expertos, y ha creado en cada hogar potenciales competidores de los creativos publicitarios.

El Macintosh era la gran apuesta de Jobs. Tras el fracaso de los ordenadores Apple III y Lisa, la compañía estaba obligada a recuperar el prestigio y el dinero perdido. Empleando los beneficios del Apple II, Jobs creó el Macintosh en un edificio dentro del complejo de Apple al que llamaron "Siberia". Colocó en él una bandera pirata, que simbolizaba la lucha contra el gigante IBM, y el resultado fue el primer ordenador plug & play (enchufar y listo), el primero que tenía un fin verdaderamente doméstico. Con una interfaz que trataba de enterrar los códigos de MS-DOS y sustituía las letras y los números de este sistema por iconos, Jobs había contribuido a cambiar, en buena parte, el mundo de la informática, como anunció a Sculley un año antes. Lo que el visionario fundador de Apple nunca esperó es que sus enfrentamientos personales y profesionales con Sculley le llevarían, tras sucesivos desaires, a abandonar su propia compañía en 1985, herido y humillado.

 

Comentarios (1)

pepejuanjosevictorantonio
17 de Mayo del 2011
dios k kacharro es eso? XD parece mas 1 tele !

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios