Escoger un ERP estándar o personalizado: ventajas y desventajas

Escoger un ERP estándar o personalizado: ventajas y desventajas
Llega un momento en el que las empresas, sobre todo las medianas y grandes, deben hacer frente a una revitalización tecnológica que les permita mantenerse a la misma altura que la competencia. Para conseguirlo, una de las opciones más viables y reconocidas en la actualidad es hacerse con un software de gestión ERP, capaz de mejorar la gestión operativa interna de una compañía. Pero, antes de dar el paso definitivo para escoger el ERP más adecuado a una empresa, es necesario hacerse una serie de preguntas que podrán marcar el éxito y rentabilidad de la inversión realizada. Una de las más importantes está relacionada con el hecho de escoger un programa de gestión empresarial estandarizado o, por el contrario, uno personalizado. ¿Cuáles son las ventajas de cada uno de ellos? ¿Y las desventajas?

Un ERP estándar vs ERP personalizado

La estandarización de un software ERP se presenta como una solución fundamental en el desarrollo de implantaciones de programas de gestión empresarial. Son importantes porque, al estar probados con anterioridad, la mayor parte de los procesos y soluciones que estos programas aportan tanto en el momento de la implantación como del producto final es muy significativa. En casos concretos, como en los módulos especializados en gestión financiera o logística, un ERP estándar se presenta como una solución fiable y en continua mejora por diversas razones:

-> Reduce los tiempos de implementación de los proyectos, al tratarse de un paquete estándar con unos tiempos de instalación ya establecidos.

-> Minimiza los riesgos durante el proceso de migración de los datos, al tratarse de un software ERP contrastado previamente en múltiples ocasiones, plataformas y empresas.

-> Los costes de ejecución se ven reducidos.

-> Al ser un software probado en múltiples ocasiones y sometido a procesos de mejora continua, el nivel de seguridad es mayor a la hora de operar con el programa.

-> Los costes relacionados con la capacitación del programa y adecuación a la cultura empresarial, así como de puesta en marcha del software ERP, se ven drásticamente reducidos.


Por otra parte, un sistema ERP personalizado realiza las mismas funciones que uno estándar, pero con una adaptación total a la cultura empresarial de la corporación donde se implante. Elegir entre un tipo de programa ERP u otro depende de los requerimientos de cada empresa. Desarrollar una solución ERP a medida puede resultar caro, y una de las principales desventajas es el tiempo de implementación, que se alarga entre un 20 y 40% más de lo habitual (que suelen ser de 4 a 6 meses). Por eso, contar con soluciones como la que presenta el software Microsoft Dynamics ERP, con múltiples herramientas y módulos diseñados para otorgar la máxima flexibilidad posible a las empresas, es una gran opción. El programa Microsoft Dynamics ERP, por ejemplo, brinda la posibilidad de definir funcionalidades específicas pero sin caer en desarrollos excesivamente personalizados, que acaban por crear una dependencia excesiva del proveedor.

En definitiva, escoger entre un software estándar o personalizado depende en gran medida de lo que cada empresa necesite. Lo más importante es contar con toda la información necesaria antes de tomar la decisión y sobre todo, ser conscientes de la conveniencia de utilizar programas de gestión empresarial que aporten flexibilidad.
 

Comentarios (1)

DaniCM
13 de Agosto del 2015
'una adaptación total a la cultura empresarial' es la clave en este tipo de debates. No es aconsejable adaptar tu empresa una herramienta estándar ya que en el que caso de un ERP estamos hablando de una apuesta a largo plazo, con lo que la opción básica será una opción caduca. En Distrito K no solo nos adaptamos a tu actividad sino que procuramos ofrecerte productos ajustados a lo que necesitas, ni más ni menos.
www.distritok.com

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios