Google Apps vs Office 365

Google Apps vs Office 365
Microsoft y Google ofrecen soluciones en la nube, ¿pero cuál es la mejor para tu empresa?


En un mercado tan competitivo cualquier empresa necesita las mejores herramientas de productividad para poder crecer y mantenerse por delante de su competencia, reduciendo tiempos y costes de mantenimiento. Para ello, cualquier empresa debe elegir entre distintas opciones de trabajar en movilidad.

Microsoft y Google nos ofrecen soluciones en la nube –Office 365 y Google Apps respectivamente- que pueden satisfacer estas necesidades pero, ¿cuál es la mejor solución para tu empresa?


Costes del servicio y funcionalidades

Google Apps ofrece una interfaz de usuario extremadamente simple. A cambio , la prestaciones que ofrece y la funcionalidad queda muy limitada cuando la comparamos con Office 365, lo que impacta negativamente en la productividad de los usuarios.

Según comentarios de ex-clientes, las principales quejas sobre Google Aps, (aparte de la privacidad de los datos), se centran en impedimentos para editar correctamente archivos Office, la incapacidad de poder trabajar en modo offline y la falta de integración entre sus múltiples aplicaciones y utilidades.

Office 365 , en cambio, nos ofrece un conjunto de herramientas familiares para los usuarios que ya trabajan con Office, con una funcionalidad más rica pero a la vez fácil de usar y con una cuidada integración entre los distintos aplicativos.

Además, aparte de poder trabajar offline, Office 365 permite a las empresas prevenir fugas de información y obtener unas capacidades de comunicación entre empleados y colaboradores mucho más rica. Por ejemplo compartir escritorio y aplicaciones , hacer conferencias hasta con 250 participantes versus los 15 de Google así como disponer información de presencia de los usuarios en tiempo real y integrada en toda la suite.

En este sentido si queremos usar Office en el iPad, por ejemplo, será la mejor opción que tenemos. La productividad que podemos conseguir es mucho mejor, además de poder trabajar offline sin ningún tipo de problema, algo que Google no tiene totalmente resuelto.


Flexibilidad de los planes

Google Apps, para dar el salto a la nube, es una cuestión de todo o nada ya que ofrece el mismo servicio para todos los usuarios de la empresa, obligando además a trasladarlo todo a la nube sin posibilidad de soluciones híbridas.

Office 365 , en cambio, te ofrece una amplia gama de planes que se adaptan a tus necesidades empresariales y te permiten moverte a la nube a tu propio ritmo, con la mínima interrupción en tu entorno de IT actual y pagando únicamente por lo que usas.


Comparando costes ocultos

Uno de los motivos por los que algunas empresas inicialmente se plantean Google Apps es por la aparente (y ligera) diferencia de precios respecto a Office 365. No obstante, se ha de tener en cuenta que hay una serie de factores, a menudo desconocidos por los clientes, que impactan en el coste final real.

Google Apps; Una vez el cliente dispone de Google Apps , los clientes se percatan que tienen que ir comprando herramientas de terceros que además hay que integrar y mantener. Por ejemplo, para la integración con Directorio Activo (caso contrario, los usuarios se validan con credenciales distintas a las de su red), migrar y compartir contactos de Outlook, soporte profesional, ampliar número de participantes y funcionalidades en las videoconferencias, entre otros). Además, también debería calcularse el coste de oportunidad que representa la pérdida de productividad (no poder trabajar bien de manera offline, implicaciones de no usar Office, falta de integración con otros productos, etc).

Office 365; Microsoft ofrece una total transparencia en las funcionalidades y prestaciones de la suite por lo que no vamos a encontrarnos sorpresas, puedes consultar los planes al detalle aquí.


Privacidad y seguridad de tus datos

Con Google Apps, algunas de las partes imprescindibles de seguridad -como la prevención y la pérdida de datos– sólamente están disponibles a través de servicios por parte de terceros y a través de acuerdos de nivel de servicio ya estipulados. El modelo de negocio de Google depende en gran medida de la publicidad, y la política de privacidad del consumidor de Google permite que los datos de clientes a ser escaneados para proporcionar anuncios dirigidos a los usuarios. A menos que los usuarios de la empresa tomen medidas adicionales para asegurar su privacidad, Google tiene derecho a utilizar el contenido para promover y mejorar sus servicios, incluso utilizarlo para desarrollar otros nuevos.

Office 365 , en cambio, opera con una política de seguridad estricta y auditada, sin acceder a tus datos y garantizándote la eliminación de éstos si el servicio termina. Asimismo, la Agencia Española de Protección de Datos ha declarado, tras analizar el servicio y los modelos de contratos de Office 365, que éstos ofrecen a los clientes la solvencia y las garantías adecuadas para exportar sus datos personales a Microsoft al amparo de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) confirmando a Microsoft como el único proveedor Cloud que ofrece estas garantías.

Sin duda alguna, recomendamos Office 365 a aquellas empresas que valoran aspectos como la productividad, la fiabilidad y la seguridad. Con Office 365 las organizaciones tienen las herramientas que ya conocen y necesitan, además de un servicio en la nube en el que confían. ¿El resultado? Un servicio fiable al 99,9% que permite a las empresas satisfacer las necesidades de sus trabajadores y clientes, aventajando a la competencia.
 

Comentarios (2)

Jose Luis
18 de Diciembre del 2015
¿No debería indicarse que este es un artúculo promocionado? Porque está claro que lo es...
xve
18 de Diciembre del 2015
Creo que Office 365 le falta mucho!!!
Sin ninguna duda, Google tiene un mejor ecosistema y mas económico!!!

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios