Samsung confirmó ayer que las igniciones y explosiones de los Galaxy Note 7 se debían a un cortocircuito en la batería

Samsung confirmó ayer que las igniciones y explosiones de los Galaxy Note 7 se debían a un cortocircuito en la batería
La compañía Samsung reconoció ayer de manera oficial que la causa que provocó que algunos de sus Galaxy Note 7 se incendiaran fueron los dos tipos de baterías con los que iban equipados. Reconocieron problemas de diseño y de soldadura en ambos tipos de batería. Esto provocó la combustión de los smartphones.

Al parecer se produjo una coincidencia que acabó siendo fatal en los dos tipos de baterías ya que se produjeron cortocircuitos aunque señalan que por razones distintas. En el primer caso se produjo un fallo en el diseño en la esquina superior derecha que provocó deformaciones en el electrodo negativo, creando así un cortocircuito en algunas de las celdas y su posterior sobrecalentamiento que se propagaba en cascada haciendo que se quemara el dispositivo.

Una vez se detectaron los primeros casos de ignición y/o explosión, Samsung procedió a retirar los terminales y utilizó para las unidades de reemplazo baterías de la marca china Amperex Technology Ltd. Pero lo apresurado de la fabricación hizo que éstas, presentaran un defecto de soldadura, provocando casualmente cortocircuitos y por ello sobrecalentamiento de los dispositivos.

Koh Dong-jin, presidente de la división de móviles de Samsung explicó: "Estos fallos se produjeron en parte por las especificaciones y demandas que nosotros exigimos a los proveedores. El Note 7 equipaba una batería del mismo tamaño que anteriores modelos pero con más capacidad de carga y necesitaba de nuevos procesos de fabricación y ensamblaje. Por ello, nos consideramos responsables del fallo producido".
 

Comentarios (0)


No hay comentarios
 

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios