La Asociación Americana de Industrias Discográficas demandan a cuatro alumnos por intercambiar musica en las universidades.

La Asociación Americana de Industrias Discográficas demandan a cuatro alumnos por intercambiar musica en las universidades.
La industria musical ha decidido demandar a cuatro estudiantes estadounidenses por haber distribuido ilegalmente millones de canciones en varios campus universitarios a través de redes de conexión locales similares a la antigua plataforma Napster. La Asociación Americana de Industrias Discográficas (en nombre de Universal, Sony, BMG, EMI y Warner) presentó cuatro denuncias en tres Estados, para conseguir una compensación por los daños recibidos.

La demanda asciende a 150.000 euros por cada uno de los títulos difundido de forma ilegal, que es la máxima que recoge la ley de 1998 relativa a la protección de derechos de autor en el sector musical.

El presidente de RIAA calificó a estos sistemas de archivos de intercambio de ficheros organizados en el seno del campus como una especie de Napster local, haciendo referencia a la plataforma gratuita que fue cerrada por orden judicial en junio de 2001. Según los responsables de la universidad de Princeton, las universidades cuyas redes informáticas han sido utilizadas no deberían ser consideradas responsables de las actuaciones de sus alumnos.

Según la ley, la universidad sólo proporciona a sus alumnos unos servicios, por lo que no tienen la obligación legal de vigilar permanentemente sus redes.

 

Comentarios (1)

Abel Zevallos Montes
26 de Abril del 2003
Cada vez nos vamos acercando más al estrechamiento (y futura desaparición) del concepto de 'privado' o 'costoso' gracias a Internet. Ya Robbie Williams habló a favor de la piratería fonográfica.

Comenta esta noticia

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Comentarios