PDF de programación - La GPLv3: Copyleft para el siglo XXI

Imágen de pdf La GPLv3: Copyleft para el siglo XXI

La GPLv3: Copyleft para el siglo XXIgráfica de visualizaciones

Actualizado el 25 de Septiembre del 2017 (Publicado el 25 de Junio del 2017)
416 visualizaciones desde el 25 de Junio del 2017
90,1 KB
7 paginas
Creado hace 13a (25/01/2008)
La GPLv3:

Copyleft para el siglo XXI

Miquel Vidal

25 de enero de 2008

Resumen

La Licencia Pública General (General Public License), conocida
popularmente por sus siglas GPL, es la plasmación jurídica del con-
cepto de copyleft en los programas de ordenador. Escrita originalmente
por Richard Stallman en 1989 como parte del Proyecto GNU, es la li-
cencia de software libre por antonomasia, la más antigua y la más
usada. En el verano de 2007, después de más de 15 años desde su
última revisión, fue aprobada la versión 3 de la GPL, tras un largo
proceso de debate y enmiendas que duró año y medio y concitó la
atención de gran parte de la comunidad del software libre.

1. Fundamentos de la GPL

El código informático está protegido en todos los países por los derechos
de autor (llamado copyright en el ámbito anglosajón), como cualquier otra
obra creativa del intelecto. Las llamadas licencias libres se basan por tanto,
como cualquier otra licencia de software, en la legislación del derecho de autor
y se comportan a todos los efectos como cualquier otra licencia de software
salvo que otorga ciertas libertades a su receptor, en lugar de restringírselas.
¿Y cuáles son esas libertades que el software libre garantiza a todo usuario,
sin necesidad de permiso previo?

0 Libertad de ejecutar el programa como se desee, con cualquier propósito

(libertad de uso).

1 Libertad para estudiar el código fuente y modificarlo para que haga lo

que se desea o se necesita que haga (libertad de modificación).

2 Libertad para hacer copias y distribuirlas a otros (libertad de copia).

1

3 Libertad de publicar o distribuir versiones modificadas (libertad de

redistribución).

Las licencias libres son el dispositivo jurídico para implementar legalmente
las cuatro libertades citadas para cualquier propósito. En otras palabras,
las licencias libres son el dispositivo legal que convierte un programa de
ordenador en software libre. De ahí su importancia.

Para considerarse software libre, deben darse las cuatro libertades cita-
das de forma simultánea, no basta con que se concedan algunas de ellas (por
ejemplo, una cláusula que impida su venta o restrinja su uso por razones de
cualquier tipo, no es software libre). Hay muchas licencias de software libre,
cualquiera puede escribir una, basta con que conceda las cuatro libertades
mencionadas. Las licencias públicas libres tienen la ventaja de que ahorran
este trabajo al programador, garantizan la compatibilidad entre el software
bajo la misma licencia y ofrecen tranquilidad a los usuarios sobre su consis-
tencia jurídica.

La Licencia Pública General (GPL) de GNU es una de estas licencias
libres, la más popular y extendida: entre un 50 % y un 70 % del software libre
está bajo la GPL, incluido el kernel Linux. También es la primera de todas
ellas: sirvió de modelo a todas las que vinieron después y ha acompañado y
sustentado al movimiento de software libre a lo largo de su historia.

1.1. Copyleft

La Free Software Foundation considera que no basta con conceder las
cuatro libertades citadas, sino que debe asegurarse que todo usuario que
obtenga una copia del programa reciba estas mismas libertades. Por esta
razón, además de las cuatro libertades mencionadas arriba, común a todas
las licencias libres, la GPL incorpora una cláusula conocida como copyleft.

El copyleft requiere que cualquier obra modificada conserve la licencia
original. De ese modo, garantiza que toda obra derivada a partir de software
protegido por la GPL conservará siempre las mismas libertades. Como otras
cláusulas que veremos más adelante, el copyleft no persigue restringir dere-
chos al usuario, sino garantizar que el software libre bajo GPL no deje de
serlo. Por eso a esta cláusula se la conoce también como ((licencia recíproca))
o ((compartir-igual)) (share-alike). El copyleft es pues una forma de defender
activamente las libertades de los usuarios.

2

2. Historia de la GPL

Durante la década de 1980, tras el nacimiento del Proyecto GNU (1983),
las primeras licencias libres estaban vinculadas a cada programa (por ejem-
plo, la licencia GNU Emacs o la licencia GNU GCC), lo cual, pese a ser
idénticas en todo salvo en la referencia al programa al que iban asociadas,
creaba problemas de compatibilidad. Por eso en 1989, Richard Stallman, el
padre del software libre, depuró esas licencias particulares para crear una
licencia pública de propósito general, la General Public License versión 1, a
la que podía acogerse cualquier programador para licenciar su programa bajo
los términos de dicha licencia.

Hasta 1992 en que aparecieron las primeras versiones de Linux, la GPL
era usada prácticamente en exclusiva por el propio Proyecto GNU. En 1991 se
publicó la GPL versión 2 cuya mayor novedad era la inclusión de la cláusula
que Stallman denomina ((libertad o muerte)). Esta cláusula era una primera
defensa contra imposiciones externas (por ejemplo, por infracción de paten-
tes) que obligasen a distribuir el software limitando alguna de las libertades
originales. Si se daba ese caso, la cláusula indicaba que el software no podría
ser distribuido en modo alguno (((lo mataba))) para evitar males mayores
(como que un propietario de patentes malicioso exigiese un pago por cada
software libre distribuido). Esta cláusula fue un antecedente de otras que
sería necesario incluir después en la versión 3, siempre con el objetivo de que
se mantuviesen las libertades para las que fue concebida la licencia GPL.

3. La GPLv3

Desde 1991, fecha en que se publicó la versión 2 de la GPL, el contexto
tecnológico y social en relación a la informática ha cambiado enormemente.
En esos quince años ha nacido Linux, los entornos gráficos, se ha globalizado
Internet y extendido los ordenadores personales. De ser algo marginal y solo
conocido en unas cuantas universidades estadounidenses, el software libre se
ha convertido en una alternativa real a la industria del software tradicio-
nal. Además, el cambio de contexto tecnológico ha provocado cambios en las
legislaciones y nuevos conflictos legales, por ejemplo en relación a las paten-
tes de programación, a los sistemas de gestión de derechos digitales (DRM,
Digital Rights Management, también conocido como Digital Restrictions Ma-
nagement) y, en general, a los derechos de los usuarios a usar libremente la
tecnología que adquieren. En resumen, tras más de 15 años, hacía falta ac-
tualizar la GPL para que siguiese siendo eficaz ante los desafíos tecnológicos
del siglo XXI.

3

El proceso de elaboración tuvo lugar entre el 16 de enero de 2006 en que
se publicó el primer borrador y el 29 de junio de 2007 en que fue publicada la
versión final. Durante ese año y medio se publicaron cuatro borradores y se
celebraron cinco conferencias internacionales (Boston, Porto Alegre, Barce-
lona, Tokio y Bruselas). La forma de reelaboración de la licencia, discutida y
consensuada por la comunidad, fue un cambio cualitativo respecto a versiones
anteriores, cuya elaboración fue básicamente un trabajo individual.

3.1. Mismos objetivos

La nueva versión de la GPL no anula la anterior ni obliga a relicenciar
el software a la nueva versión. Y, aunque son incompatibles (la GPLv2 no
permite añadir ningún tipo de requisito que no contenga ella misma), no
impide en modo alguno que programas con distintas versiones de la GPL se
distribuyan juntos e incluso que haya código fusionado con GPLv3 con sus
propios requisitos. Además, hay mucho software libre bajo licencia GPLv2
que indica que es aplicable también a ((cualquier versión posterior)) de la
licencia, lo que da la opción de seguir también los términos de la GPLv3 si
se desea.

La GPLv3, en cualquier caso, mantiene intactos los mismos objetivos
que las versiones anteriores: garantizar de la forma más eficaz posible las
cuatro libertades del software libre. Simplemente, añade algunos ajustes que
permiten a desarrolladores, usuarios y distribuidores defenderse de amenazas
aparecidas en los últimos años, sobre todo en relación a dos cuestiones, que
son abordadas de forma explícita desde el mismo preámbulo de la nueva
licencia: la gestión de restricciones digitales y las patentes de programación.
Es en estas dos cuestiones en donde se han concentrado las discusiones y
donde las novedades son más sustanciales.

3.2. La gestión de restricciones digitales

El modo de afrontar el desafío de los DRM fue quizá el tema que más
polémica despertó y el que absorbió más energías para lograr una solución
equilibrada que garantice tanto la libertad de los usuarios como la de los
fabricantes de dispositivos empotrados. En particular, la GPLv3 busca evi-
tar que el hardware que implemente software libre empotrado no imponga
restricciones al usuario vía DRM, impidiéndole actualizar o modificar dicho
software. Los sistemas TiVO (los sistemas de grabación de TV en disco du-
ro) utilizan software empotrado e incorporan tecnología para limitar las cosas
que puede hacer el usuario con dicho software, entre ellas impedirle ejecutar

4

versiones modificadas del software (además de otras cuestiones más escabro-
sas, como límites a la grabación e incluso monitorización de las acciones del
usuario). Incluso existen leyes (como el caso de la DMCA estadounidense
y la EUCD europea) que penalizan la modificación de dicho software (por
ejemplo, para retirar limitaciones impuestas por el fabricante o para añadirle
funcionalidades no previstas). De ese modo, los sistemas TiVO convierten en
papel mojado, dejando sin efecto, varias de las libertades del software libre.
Este tipo de sistemas se están aplicando de forma masiva en numerosos dis-
positivos con software libre incorporado (como grabadoras de TV, teléfonos
móviles, reproductores multimedia, etc.), convirtiendo en papel mojado la
GPL.

Los promotores de la licencia GPL asumen, por tanto, que los sistemas
de DRM son incompatibles
  • Links de descarga
http://lwp-l.com/pdf4683

Comentarios de: La GPLv3: Copyleft para el siglo XXI (0)


No hay comentarios
 

Comentar...

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Valoración
Comentarios...
CerrarCerrar
CerrarCerrar
Cerrar

Tienes que ser un usuario registrado para poder insertar imágenes, archivos y/o videos.

Puedes registrarte o validarte desde aquí.

Codigo
Negrita
Subrayado
Tachado
Cursiva
Insertar enlace
Imagen externa
Emoticon
Tabular
Centrar
Titulo
Linea
Disminuir
Aumentar
Vista preliminar
sonreir
dientes
lengua
guiño
enfadado
confundido
llorar
avergonzado
sorprendido
triste
sol
estrella
jarra
camara
taza de cafe
email
beso
bombilla
amor
mal
bien
Es necesario revisar y aceptar las políticas de privacidad