PDF de programación - Datta Magazine #abril2012

Imágen de pdf Datta Magazine #abril2012

Datta Magazine #abril2012gráfica de visualizaciones

Publicado el 2 de Octubre del 2019
142 visualizaciones desde el 2 de Octubre del 2019
16,5 MB
108 paginas
Creado hace 8a (10/04/2012)
1

2

su
ma-
rio

36

Los 1o
productos
hardware
retro
más
entrañables

90

Columna
de software
libre y
GNU/Linux

44

Juegos
con
Historias

94

DATTATIPS

06

lo
ultimo

14

26

Mobile
World
Congress
2012

LinkedIn:
Razones
(originales)
para sumarse
al “Facebook
de los
negocios”

32

Tecno
Gadgets

56

PRIMERAS
IMPRESIONES
DEL PLANETA
METRO

98

CALENDARIO
GAMMER

66 Carreras
informáticas
a demanda

100 ALAN WAKE:

AL FILO
DE LA
LOCURA

72

Generación
digital
sin límite
de edad

106 HUMOR

76

TECLADOS
ALTERNATIVOS

84

LEY SOPA:
QUÉ DICEN LOS
ARTISTAS

staff

DIRECTORA Y JEFA DE REDACCIÓN
Débora Orué

COLUMNISTAS
Alexis Burgos
Ariel Corgatelli
Juan Gutmann
Javier Richarte
Luis Altamiranda
Magalí Sinopoli
Christian Sochas
Natalia Solari
Franco Rivero
Uriel Bederman

HUMOR
Daniel Paz

DISEÑO EDITORIAL Y CREATIVIDAD
www.americanbread.net
Arte de tapa; Esteban Paniagua

COMERCIALIZACIÓN
DATTATEC.COM SRL
Córdoba 3753, Rosario, Santa fe
www.dattatec.com

REDACCIÓN
lectores@dattamagazine.com

DATOS DE CONTACTO
Dirección comercial:
publicidad@dattamagazine.com

Las opiniones expresadas en los artículos
son exclusiva responsabilidad de sus autores y no
coinciden necesariamente con la opinión
de Dattatec.com SRL.

3

4

/ editorial
El buscador
que te
entiende

//

Débora Orué
debora.orue@dattamagazine.com

Ese algoritmo revolucionario que ofrece links a sitios
relacionados a las palabras clave (o keywords)
ingresadas en el recuadro de búsqueda de Google,
pronto perderá su frialdad matemática. O, mejor dicho,
seguirá siendo tan matemático como desde sus inicios,
pero contará con una cuota extra de comprensión.
Google quiere entender qué es lo que su usuario está
buscando al ingresar sus keywords. Por eso, está
trabajando desde hace dos años en lo que denomina
“búsqueda semántica”.

¿Qué viene a ser una “búsqueda semántica”? Amit Singhal,
ejecutivo del gigante de internet, lo explica con un
ejemplo. El nuevo algoritmo intentará estar a la altura
de “como los humanos entienden el mundo”, por eso,
cuando alguien busque información sobre el Lago Tahoe,
en lugar de recibir un listado de links azules al sitio para
turistas, su página en Wikipedia y un mapa relacionado,
el Google nuevo le ofrecerá su ubicación, profundidad,
temperatura promedio o porcentaje de sal en el agua.

En realidad, es algo que Google ya está haciendo.
Anteceder el listado de links de los resultados
naturales con información destacada sobre una
búsqueda en particular es algo que ya ocurre. Si bien
la mayoría de estas respuestas especiales se disfrutan
en la versión en inglés de Google (google.com), en la
regional vemos algunas. Como ser “clima en rosario”
nos ofrece como primera respuesta la situación
climática actual y un pronóstico extendido de tres días
para la ciudad santafesina cuna de la bandera.

La “búsqueda semántica” de Google multiplicará
este tipo de respuestas específicas, hoy limitadas
a unas pocas keywords, a millones y millones de
búsquedas. La palabra clave en este nuevo algoritmo
es “entidades”. El gigante de internet lleva más de
dos años invertidos en la creación de una inmensa
base de datos que ya acumula más de 200 millones

de entidades, que vienen a ser personas, lugares
y cosas que tienen un significado específico ante
el ojo humano. Por ejemplo, el algoritmo estará en
condiciones de asociar el nombre de una compañía
(digamos, Google), con sus fundadores (Larry Page
y Sergei Brin).

Esa capacidad de asociación le permitirá al nuevo
buscador de Google ofrecer una respuesta precisa a
la pregunta “¿Cuáles son los 10 lagos más grandes de
California?,” en lugar de brindar un listado de links.
El objetivo principal del cambio no es difícil de adivinar:
que el internauta no tenga que hacer click en un
link para encontrar la información que busca en otra
web, le asegurará a Google más tiempo en su propio
sitio. La cantidad de tiempo que un usuario pasa en
un portal como Google, que depende principalmente
de los ingresos por publicidad para financiarse, es
fundamental. Y las estadísticas hoy indican que la
gente se vuelca en masa a dedicar mucha parte de su
tiempo en redes sociales como Facebook y Twitter.
Para beneficio de Google, cabe aclarar, ninguna de
las dos redes sociales por excelencia sabe ofrecer un
sistema de publicidad online tan efectivo como el de la
gente de Mountain View.

Google, claro está, quiere aprovecharse de esa ventaja.
Ofreciendo respuestas concretas a las dudas de sus
usuarios desde el buscador y haciéndolos pasar más
tiempo en la página de resultados, puede mejorar la
efectividad de los anuncios, publicando avisos que
realmente se relacionen a la búsqueda del internauta y lo
lleven a realizar el click tan ansiado por el anunciante.

Las primeras muestras del algoritmo nuevo en acción
se podrán visualizar en los próximos meses. Aunque
Singhal explica que llevará años terminar de dar forma
a lo que en Google denominan “la próxima generación
en las búsquedas web”.

5

6

lo
ultimo

Bienvenidos a la sección de novedades
de dattamagazine, un espacio
pensado especialmente para que nuestros
lectores tengan las últimas noticias
y puedan acercarnos los mejores
comentarios.

La vida
en la nube

Servicios colaborativos, portales,
aplicaciones en la nube y todas,
todas las novedades de la internet 2.0
y las redes sociales.

/
TENDENCIAS
EUROPEAS
EN AMÉRICA
LATINA

En Europa, hace tiempo, la crisis energética es tal
que las formas en las cuales la población se ha ido
adaptando a ella son muchísimas y muy variadas.
Desde compost -es decir, sistemas de aprovechamiento
de residuos orgánicos- compartidos hasta celdas
solares y molinos eólicos comunitarios, la mayoría de
las iniciativas incluyen trabajo colaborativo y mucha
socialización coordinada a través de internet. Y, sobre
todo, de las redes sociales.



El carpooling también se aplica a empresas: en Argentina, SincroPool

(http://www.sincropool.com) resuelve la conexión para ejecutivos y
mercaderías que viajan a un mismo destino.



En ese contexto, una de las iniciativas que más éxito
tuvo y que con más facilidad salió del ámbito estricto
de la crisis energética fue el carpooling. Este sistema,
ahora muy utilizado por estudiantes, turistas y
visitantes de ciudades alejadas, se basa en compartir
un único auto con tantos viajeros como sea posible.
De esta forma, el dueño del vehículo pone un precio
al viaje -basado, claro, no en el ánimo de lucro sino en
los costos de mantención del coche y los específicos
del viaje- y ofrece todos los lugares disponibles en

sitios especializados para que quienes deban alcanzar
el mismo destino puedan evitar los costos más altos
de transporte público y reducir la contaminación y
los problemas de tráfico. Porque la económica no es
la única ventaja del carpooling: queda a la vista hasta
qué punto el sistema reduce la cantidad de autos en
las rutas y calles y cómo la ecología global -que incluye
desde la producción y consumo de petróleo hasta las
emisiones de los caños de escape- tiene un respiro.

En el viejo continente, cada país tiene su propio sitio
de carpooling, y cada uno de estos tiene a la vez
sus espacios en redes sociales, que son en realidad
los más utilizados. CarpoolWorld (http://www.
carpoolworld.com/) es la red global colaborativa
más grande de las disponibles, y Carpooling.com
(http://www.carpooling.com/) la más grande de
Europa. Las primeras experiencias del Cono Sur son
las chilenas, entre las cuales se destaca Carpooling
(http://www.carpooling.cl/). En Argentina están
empezando a aparecer servicios, y EnCamello (http://
www.encamello.com/) es uno de los más socialmente
amigables para usuarios particulares. Luego de
completar un registro estaremos en condiciones
de buscar nuestro pool, e incluso de compartir
directamente desde el sitio en Facebook y Twitter
nuestras necesidades de transporte.

/
Quiénes
realmente
somos

Las redes sociales y las aplicaciones colaborativas son
herramientas realmente poderosas que nos permiten
conocer colegas, compañeros y amigos de diferentes
características y en cualquier parte del mundo. A su
vez, nos permite también acercarnos a modos de vida
y a recorridos académicos y profesionales que jamás
hubiésemos podido ver en nuestro día a día real.
Sin embargo, un riesgo inherente a las relaciones
web 2.0 es la construcción: son muchos los usuarios

En [Configuration/Accounts] encontraremos la posibilidad
de conectar el servicio con Facebook, Twitter y LinkedIn
automáticamente.

que crean un perfil profesional, académico e incluso
de amistades que poco tiene que ver con la realidad.
Estudiantes de Ciencias de la Comunicación que se
presentan como periodistas profesionales muy
informados, lectores básicos de medios que se llaman
analistas políticos y hasta perfectos desconocidos
que se dicen gurúes tecnológicos pululan a diestra y
siniestra por la red.

Connect.me (http://connect.me) es una herramienta
social que se encarga, precisamente, de certificar
(“vouch”, en los términos del servicio) quiénes somos.
Y para eso plantea una estrategia de networking
muy coherente en la cual podremos etiquetar
los conocimientos de nuestros conocidos -y así
certificarlos- a la vez que ellos podrán indicar cuáles
son los nuestros. Así las cosas, no sólo nuestra
presencia en redes sociales profesionales y espacios
2.0 académicos y laborales se hace más fuerte y
confiable, sino que además nuestro perfil se afila y
enriquece. El servicio, por otra parte, incluye diferentes
niveles de usuario, y vamos accediendo a cada uno de
ellos según nos hayan ido votando y según hayamos
participado en la comunidad.

Connect.me funciona genial como un agregado a
LinkedIn y a los perfiles profesionales de Facebook
y Google+. Si bien el servicio está en beta cerrada,
toda
  • Links de descarga
http://lwp-l.com/pdf16637

Comentarios de: Datta Magazine #abril2012 (0)


No hay comentarios
 

Comentar...

Nombre
Correo (no se visualiza en la web)
Valoración
Comentarios
Es necesario revisar y aceptar las políticas de privacidad